Volver

 

dogo argentino

Estándar actualizado

al 01/01/09

 

Ficha (pulse sobre las imágenes para ampliarlas)

Origen: Argentina.

Descripción: Equilibrado, fuerte y activo. Capaz de gran resistencia y velocidad.

Grupo de afinidad: II (Molosos, Guardia y Trabajo)

Tamaño: Machos (62 a 68 cm)

Hembras (60 a 65 cm)

Color: Blanco. Puede tener mancha negra u oscura alrededor del ojo ("pirata")

Falta grave: Sordera. Pelo Largo.

Ojo sarco.

 

 

 

El cuerpo canino

(estándar extraído de Criadero La Cocha - Criadero de Dogo Argentino de la Familia del Dr. Antonio Nores Martínez)

 

En general se distinguen perros en que predomina la longitud, llamados longilíneos o dólico-morfos, o aquéllos brevilíneos o braqui-morfos, y por último los que mantienen la armonía en sus proporciones o meso-morfos o normo-tipos.

Según la talla, pueden ser micro-tálicos o de talla pequeña, meso-tálicos o de talla mediana y macro-tálicos o de talla grande.

Por mi parte, convencido de que el perro de presa como el atleta, debe guardar un cánon, que desde el punto de vista morfológico es armonía en la proporción, y desde el punto de vista funcional es eurritmia o sea normal correlación orgánica, que se traduce por una mayor capacidad de fuerza, he tratado de que el Dogo Argentino sea un meso-morfo o normo-tipo y un macro-tálico, dando preferencia a los de mayor talla, es decir, un perro pesado entre los de las razas de presa, de manera que a los perros livianos de combate los gana con el peso y a los perros de mayor tamaño los gana con la calidad, porque el bio-tipo individual se puede representar con dos círculos concéntricos.  

 

El círculo interno o geno-tipo que es el dado por la herencia y el para-tipo o círculo externo que es el dado por la educación y el medioambiente, que en la raza Dogo Argentino el geno-tipo es de presa; basta recordar las razas en que ensamblan sus raíces: Bull-dog, Bull-terrier, Gran Danés, Boxer, Mastif, etc., y el para-tipo es también el resultado o síntesis de muchas generaciones educadas para el combate y la lucha, cumpliéndose así la Fórmula enunciada por el Doctor Agustín Nores Martínez, en su articulo, "Herencia Ancestral y Gimnasia Funcional en el Perro", revista DIANA, Noviembre de 1944, como base para el mejoramiento de razas caninas, fórmula que se expresa (P. + M.) x E., es decir, padre más madre por educación o gimnasia funcional, fórmula que es válida para todas las especies, porque es una ley de genética, que el resultado es: Herencia más Educación.

 

 

Standard del Dogo Argentino

  • CRANEO. Maciso, convexo en el sentido antero-posterior y transversal por los re­lieves de los músculos masticadores y de la nuca.

  • CARA. Del mismo largo que el cráneo, es decir que la línea que une las dos apó­fisis orbitarias del frontal esté a igual distancia del occipucio y del borde alveolar del maxilar superior.

  • OJOS. Oscuros, encapotados por los párpados (de bordes negros o claros, la sepa­ración entre ellos debe ser grande, mirada viva e inteligente, pero con mar­cada dureza al mismo tiempo.

  • MAXILARES. Bien adaptados, sin prognatismo, fuertes, con dientes bien implantados y grandes.

  • NARIZ. Fuertemente pigmentada de negro, con un ligero stop en la punta, venta­nas nasales bien amplias.

  • OREJAS. Sobre la cima de la cabeza, erectas o semi-erectas, de forma triangular, deben presentarse cortadas siempre.

  • LABIOS. Bien arremangados, tirantes, de bordes libres pigmentados de negro. Se exige el labio bien corto, para que cuando el perro esté haciendo presa, pueda respirar también por la comisura labial posterior, porque si el labio es péndulo, aunque el maxilar sea bastante largo, viene a hacer de válvula en la inspiración y cierra la comisura de los labios lo que impide al animal hacer una respiración supletoria por la boca durante la presa, teniendo que largar por asfixia como pasa en el Mastif.

  • OCCIPUCIO. No debe hacer relieve, porque los potentes músculos de la nuca lo borran por completo, siendo la inserción de la cabeza y cuello en forma de arco.

  • CUELLO. Grueso, arqueado, esbelto, con la piel de la garganta muy gruesa, haciendo arrugas como la del Mastif y no tirante como la del Bull-terrier. Esta elasticidad de la piel del cuello se debe a que el tejido celular de esta parte es muy laxo, permitiendo a la piel del cuello resbalar sobre la aponeurosis superficial, de manera que el colmillo o la garra del adversario, sólo hiere el cuero y si fuera otro perro el que intente sujetarlo del cuello, como la piel es elástica y se estira mucho, le permite hacer presa a su vez.

  • ALTURA. 60 a 65 cm.

  • PESO. 40 a 45 kg.

  • PECHO. Amplio y profundo, con la sensación de poseer un gran pulmón. Visto de frente, el esternón debe rebalsar hacia abajo los codos.

  • ESPALDA.  Alta, muy fuerte, de grandes relieves musculares.

  • TÓRAX.  Amplio, visto de lado rebasa su borde inferior los codos.

  • COLUMNA. Más alta en la espalda e inclinada hacia el anca en suave pendiente.  En los animales adultos, cuando el desarrollo muscular de la espalda y del riñón es bueno, vistos de perfil, parecen sillones y presenta un canal medio a lo largo de la columna, dado por el relieve de los músculos espinales.

  • MANOS. Rectas, bien aplomadas, con dedos cortos y bien unidos.

  • RIÑON. Borrado por los músculos del dorso.

  • PIERNAS. De muslos muy musculosos, con garrón corto y dedos bien cerrados. sin dedo aberrante.

  • COLA. Larga, levantada en arco, de curvatura amplia hacia arriba. Durante el combate la mantienen levantada en un continuo movimiento lateral como cuando hacen fiestas al amo. La longitud debe tratar de acortarse para mejorar la armonía del conjunto, por lo que se le debe dar preferencias a los que tengan la cola que no llegue al garrón.

  • MANTO. Blanco íntegramente, puede tolerarse únicamente alguna mancha oscura o negra en los ojos o en la cabeza por delante de las orejas. Toda mancha en otro lugar del cuerpo debe descalificarse como carácter atávico. Los blancos con la piel muy pigmentada de negro, debe considerarse como ejemplares no aptos para la cría por el carácter recesivo que muestran y que puede entrar a ser predominante en los hijos si se aparea, con otro ejemplar que tenga en potencia dicho defecto.

  • MOTIVO DE DESCALIFICACION. Ojos sarcos, sordera, manchas en el cuerpo, pelo largo, nariz blanca, prognatismo, labio péndulo y toda desproporción corporal.

Comentario

En lo que respecta al tema de la altura y el peso existen grandes debates y discusiones en el mundo doguero. El creador de la raza, nunca hubiera imaginado el problema que sería a futuro el no específicar límites precisos de descalificación.

Pero sí lo hizo en todas sus disertaciones (ver historia). A pesar  de ésto, siguen estando  los que propician el gigantismo, aferrándose a que el creador dijo “que entre dos ejemplares adultos había que elegir el de mayor talla y peso, ya que en los campos argentinos, la mala alimentación la reduce.”

En nuestra época esto no sucede así, ya que la mayoría de los ejemplares no son criados en los campos y tienen muy buena alimentación. Y es el afán comercial el que ha llevado a desvirtuar la raza, en donde algunos conocidos criadores han cometido el imperdonable acto de mestizar con Gran Danés, para darle mayor alzada al dogo argentino.

Consideramos, que no hay mucho que analizar al respecto, ya que con sentido común, es lógico que un ejemplar de más alzada y peso, no pueda penetrar por los montes, ni poder ofrecer combate a un jabalí.

 

Comentarios

Incluiremos aquí los comentarios y/o aportes al Estándar que nos parezcan de utilidad para el mejoramiento de la Raza guiándonos, exclusivamente, por el concepto que no existen verdades absolutas y que las modificaciones e incorporaciones de estándares se han basado históricamente en la interacción entre los criadores y las necesidades sociales. Puede hacer llegar su texto haciendo click aquí

 

 

Inicio A.C.A.